Unos desconocidos tapian el batzoki de Altsasu

Esta mañana el batzoki de Altsasu ha aparecido tapiado y con pintadas

Unai Hualde, presidente del Napar Buru Batzar (NBB) de EAJ-PNV, considera que la escalada de amenazas y ataques por parte de los seguidores del Gaztetxe Maravillas resulta ya “intolerable desde todo punto de vista”. En este sentido, la formación jeltzale ha denunciado este “último ataque a su sede de Altsasu ante Policía Foral”.

Según Hualde “estamos asistiendo a acciones antidemocráticas y fascistas propias de mentalidades totalitarias que recuerdan la intimidación de otros tiempos y ante las que no cabe el silencio o mirar para otro lado”, ha señalado el presidente del NBB que anuncia la adopción de estas medidas después de que “en cosa de semana y media hayamos sufrido varios ataques en nuestra sedes de Navarra que incluyen pintadas con puntos de mira”. EAJ-PNV manifiesta públicamente “su condena y su más enérgico rechazo” y considera que prácticas, como los ataques a la sede de un partido político, denotan ese “cariz totalitario” .

En relación con las referencias en las pintadas a la Presidenta Barkos y la escalada de acciones derivadas de lo sucedido con el gaztetxe de Rozalejo, Hualde ha manifestado que “parece que algunos sectores están echando un pulso al cambio. Después del punto de inflexión político sucedido en nuestra comunidad en 2015 de la mano del mundo abertzale y progresista esta gente parece que se esta convirtiendo en los mejores aliados de la derecha y el régimen que ha imperado en Navarra desde la noche de los tiempos para acabar con el cambio”.   

Asimismo, recordó que “uno de los principios que comprometieron en 2015 a las fuerzas del cambio que firmaron el acuerdo para esta legislatura (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, IE y ahora Orain Bai) fue rechazar cualquier hecho que atente contra la convivencia pacífica y contra la identidad y la ideología de las personas” y una acción firme “en favor de la pluralidad de Navarra” por lo que “la actitud exigible a todas ellas debe ser no jalear ni entender este tipo de prácticas sino rechazarlas de forma tajante, rotunda y contundente”.


Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.