Primera piedra para las obras de rehabilitación del refugio Ángel Olorón de Belagua

La consejera Herrera ha asistido al acto de comienzo de los trabajos, cofinanciados por el Gobierno de Navarra

Belagua, 31 de agosto de 2018

Este viernes por la mañana ha tenido lugar en Belagua (Navarra) la colocación de la primera piedra de las obras de rehabilitación del Refugio Ángel Olorón, enmarcadas dentro del proyecto transfronterizo “Belarouat, Belagua y l’Abérouat, Puertas de Larra y Anie: una estrategia de valorización del patrimonio natural del Pirineo”.

El proyecto ha sido promovido por la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada, y está cofinanciado por el Gobierno de Navarra a través de los Departamentos de Cultura, Deporte y Juventud, de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local y de Desarrollo Económico.

En el acto han participado la consejera de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra, Ana Herrera; la directora del servicio de marketing turístico del Gobierno de Navarra, Ana Lizarraga; el director del servicio de innovación y conocimiento en sostenibilidad territorial, Joaquín del Valle de Lersundi; así como el presidente de la Federación Navarra de Deportes Montaña y Escalada (FNDME), Martín Montañés; el vicepresidente de esta entidad, Koldo Aldaz; el alcalde de Isaba, Jesús Barace; y el arquitecto coautor del proyecto de obra, Fernando Martínez.

La rehabilitación del refugio de Belagua, un referente en la historia del alpinismo navarro y del Pirineo cerrado en el año 2004, es una de las principales actuaciones de esta estrategia que, bajo la denominación Belarouat, contempla también la valorización del patrimonio natural de la zona a través del acondicionamiento y homologación de senderos existentes que unen Belagua y el refugio de l’Abérouat en Lescun (Pirineos Atlánticos); mejorar las infraestructuras del refugio de montaña de l’Abérouat y la carretera de acceso a éste; y el desarrollo de actividades transfronterizas de tipo educativo, formativo, deportivas y de turismo.

Se trata, en definitiva, de crear un producto turístico transfronterizo que contribuya a la dinamización de la economía local de los valles desde una perspectiva de desarrollo sostenible y al fomento del conocimiento, la preservación y conservación de la montaña y el medio natural.

El proyecto tiene una duración de tres años y ha sido cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa POCTEFA 2014-2020 (programa de cooperación transfronteriza España-Francia-Andorra). El Gobierno de Navarra cofinancia el 25% del presupuesto de la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada en el proyecto, a través de los Departamentos de Cultura, Deporte y Juventud, de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local y de Desarrollo Económico, cada uno de los cuales aporta al proyecto 160.821,34 euros, sumando entre todos 482.464 euros.

Por motivos de eficacia, se ha instrumentalizado la colaboración entre el Instituto Navarro de Deporte y Juventud, el Departamento de Desarrollo Económico y la Dirección General de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, mediante la técnica de la encomienda de gestión. El objeto de ésta es la realización, por los órganos competentes del Instituto Navarro de Deporte y Juventud de todas las actuaciones administrativas necesarias para conceder y abonar una subvención a la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada para el desarrollo de las tareas derivadas del proyecto “Belarouat” incluido en el Programa POCTEFA 2014-20120 durante el ejercicio 2018.

Por su parte, la FNDME actúa como líder en un grupo de trabajo compuesto por la Junta del Valle de Roncal, Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio S.L (NICDO), La Ligue de L’Enseignement des Pyrénées Atlantiques y el Ayuntamiento de Lescun.

Proyecto de Rehabilitación del Refugio Angel Olorón de Belagua

La Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada es la promotora de esta obra, que tiene como objetivo rehabilitar y poner en marcha de nuevo una infraestructura abierta por primera vez en 1971, y referente en la historia del alpinismo navarro y de todo el Pirineo hasta su cierre en el año 2004.

El Refugio, además de su indudable aportación al deporte, jugó un importante papel en lo relativo a seguridad en montaña, recogida de datos meteorológicos y nivológicos, rescates en accidentes, primeros auxilios, servicio a una carretera de montaña, helipuerto, etc.

Gracias a la iniciativa de la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada, que ha trabajado junto con la Junta del Valle del Roncal y con el apoyo de todos los clubes navarros, se ha gestado su rehabilitación y puesta en marcha de nuevo, con un proyecto, diseñado por los arquitectos Javier Esquisábel y Fernando Martínez, basado en criterios de estricta sostenibilidad medioambiental y eficiencia energética, que se van a hacer posibles en el marco del proyecto transfronterizo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.