Navarra financia la creación de un robot que usa inteligencia artificial para ayudar a trabajadores con discapacidad

El proyecto AiRob también es capaz de detectar y categorizar defectos en procesos industriales de pintura

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobierno de Navarra, Mikel Irujo, y la directora general de Industria, Energía y Proyectos estratégicos S4, Uxue Itoiz, han visitado el proyecto AiRob, cuyo objetivo es crear un sistema robotizado con capacidad de trabajar de forma colaborativa con personas de diversa funcionalidad y de adaptarse a diferentes situaciones de trabajo decidiendo la mejor operación a realizar.

Según ha informado el Ejecutivo foral en nota de prensa, este desarrollo, que está basado en técnicas de inteligencia artificial, podrá ayudar a personas con discapacidad en el ensamblado y desensamblado de piezas realizado en entornos industriales.

El proyecto contó con un presupuesto inicial de 1.692.954,41 euros, de los que 953.064,80 euros corresponden a una ayuda concedida por el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial dentro de la convocatoria de 2019 de Proyectos estratégicos de I+D.

Para llevar a cabo AiRob se ha creado un consorcio en el que ha participado la fundación Aspace, la fundación ADItech, el centro tecnológico NAITEC y las empresas MMAEN, TID, NNBI, Volkswagen Navarra y Tedcas.

Mediante la colaboración entre estos agentes se ha desarrollado un proyecto común en el que se ha creado una solución que combina la Inteligencia Artificial y la robótica para resolver problemas en entornos industriales como es el ensamblaje, la detección y la clasificación de defectos en aplicaciones de pintura.

Uno de los objetivos principales del proyecto ha sido crear sistemas robotizados que sean capaces de adaptarse al entorno «cambiante» que se produce dentro de una fábrica con el objetivo de «no poner en peligro a las personas trabajadoras que hay en ella».

Además, por primera vez y gracias a la participación de ASPACE en el proyecto, se ha desarrollado un trabajo de este tipo pensado específicamente en ayudar a los procesos que realizan personas con diversidad funcional.

Debido a la tecnología de inteligencia artificial y procesamiento de datos que integra el proyecto AiRob, se ha podido desarrollar una tecnología que permite la identificar y categorizar defectos producidos durante el proceso de pintado y ensamblado de ciertas piezas.

Para ello, AiRob escanea cada una de las piezas, identifica las posibles imperfecciones que tengan y es capaz de categorizarlas. De esta forma, se pueden automatizar los procesos de inspección y reparación de las piezas defectuosas.

Estas dos «innovaciones» hacen que este desarrollo «lleve consigo un beneficio cuantitativo, al automatizar tareas repetitivas, y un objetivo cualitativo, al aumentar la fiabilidad de la inspección». Además, se consigue un «beneficio» para el trabajador al poder resolver problemas como la fatiga visual que suponía este tipo de tareas.

Todo el proceso de datos se realiza en la nube, lo que trae consigo la «ventaja» de permitir que los datos puedan ser compartidos con otras aplicaciones, en el caso de que así se decida.

Este hecho aporta la «ventaja añadida» de que AiRob puede ir «actualizándose y perfeccionándose de forma continua para adaptarse a nuevos procesos industriales». Actualmente el proyecto está terminado y se encuentra en fase de estudio para una posible implantación y comercialización.

Casa Ostiz

Recibe las noticias más importantes por whatsapp

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.