Navarra adelanta el cierre del ocio nocturno a las 12 de la noche como prevención ante los rebrotes de Covid-19

Publicidad

Foto de archivo

Salud prorroga el resto de restricciones, aunque levantará la situación especial de Mendillorri

Pamplona- Iruña, 5 de agosto de 2020

Navarra refuerza la prevención contra el Covid-19 adelantando dos horas el cierre de espacios hosteleros, sociedades gastronómicas y ocio nocturno durante los días de las “no fiestas” en todas las localidades navarras, de forma que estos locales deberán de cerrar sus puertas para las 12 horas de la noche, hora también a partir de la cual estará prohibidos los “botellones”. La medida entrará en vigor mañana, jueves.

Además, va a prorrogar por otros 15 días el decreto que recoge distintas limitaciones,  en función de la evolución epidemiológica. En este sentido ayer se registraron 70 casos y dos ingresos. 

Aunque, según el Instituto de Salud Pública laboral, la pasada semana fue menor la incidencia que la previa, la situación sigue siendo “complicada” y requiere de todo el esfuerzo del sistema sanitario y de la población para contener brotes y atajar cadenas de contagios, que están resultando efectivos.

La Comunidad Foral mantiene al día de hoy 59 brotes activos, la mayoría de ellos, un 72%, de menos de 10 casos y situados en el ámbito social y familiar, aunque con algunas ramificaciones laborales. Es la tercera comunidad con mayor incidencia acumulada, pero también –en este contexto- una de las que más PCR realiza y que más casos tiene controlados por vínculos a brotes o seguimiento de contactos. La ocupación hospitalaria, por otra parte, permanece relativamente estable con 40 ingresados en el día de ayer.

La importancia de evitar contagios en ambiente festivo

A la vista precisamente de experiencias como el brote con incidencia principal en Mendillorri (224 casos) o el del “almuerzo de San Fermín” (35 casos) y otros de Pamplona y su Comarca, Salud ha considerado necesario prorrogar y concretar el decreto ley anunciado el 22 de julio, que establece una serie de restricciones para toda Navarra y todos los días.

Entre ellas se encontraban la reducción del horario de locales de “ocio nocturno” a las 2 horas de la madrugada, la prohibición de los  denominados popularmente como “botellones”,  en la vía publica entre las 2 y las 6 de la madrugada, y la limitación de grupos a un máximo de 10 personas, salvo convivientes,  en el ámbito de la hostelería y restauración.

Aunque el citado decreto ley ya habilitaba a las autoridades locales a establecer parámetros más restrictivos -por ejemplo, coincidiendo con las fechas de las fiestas patronales suspendidas- se ha decidido regular de manera general para toda Navarra determinados aspectos que van más allá de lo inicialmente fijado. Así, se ha decidido adelantar en dos horas el cierre de esos locales (interrumpirán su servicio a las 12 de la noche para proceder al desalojo) y prohibir los botellones entre 00.00 y las 06.00 horas. Estas restricciones, que entrarán en vigor este jueves, ya han sido comunicadas y debatidas previamente tanto con entidades locales como con el sector hostelero y recibieron el apoyo de la Comisión para la Transición en Navarra.

La situación epidemiológica que, ha sido detallada por el director general de Salud, Carlos Artundo y por la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Marian Nuin, ha aconsejado tomar estas nuevas medidas generales.

No obstante y por las mismas razones sanitarias, el Departamento ha considerado también oportuno, una vez pasado el periodo de incubación, levantar las restricciones locales aplicadas también desde hace dos semanas en el barrio de Mendillorri –donde la respuesta y compromiso social ha facilitado notablemente el rastreo, seguimiento y aislamiento de contactos-, mientras que se mantienen las restricciones recién implantadas en Sangüesa,  que tiene un brote socio-laboral de 18 casos, sin más novedades reseñables por el momento.

El Departamento de Salud mantiene, por otra parte, toda su intensidad de detección y seguimiento en esta zona y en otras de toda la geografía foral.

Situación epidemiológica semanal y diaria

La situación epidemiológica ofrece dos parámetros temporales de abordaje: el día a día y el semanal. En cuanto a los datos diarios, ayer se registraron 70 casos. En un análisis geográfico Pamplona y su Comarca concentra el 45% de los positivos, seguida por el Área de Salud de Tudela (siete zonas básicas de la Ribera), que supone el 37%. El resto están repartidos por diferentes partes de la Comunidad Foral. El Área de Estella recoge un 1% del total.  Respecto a la edad, el perfil mayoritario sigue siendo joven, con una edad media en los nuevos casos de 33,4 años siendo el grupo de edad de 15 a 44 años el más numeroso con un 43% de los casos.  

Desde el punto de vista de la evolución epidemiológica –y así se reportará al Ministerio desde Salud Pública y Laboral, ayer se produjeron dos nuevas hospitalizaciones en Navarra por Covid-19, como causa principal de ingreso, mientras que no se produjeron nuevos fallecimientos por Covid-19. La cifra acumulada de muertes por el virus en la Comunidad Foral desde el inicio de la pandemia sigue siendo por tanto de 529.

Respecto a la ocupación del sistema sanitario, en la red hospitalaria pública de Navarra permanecen ingresadas 40 personas con Covid-19, tres de las cuales se encuentran en la UCI y otras 5 en hospitalización domiciliaria. El resto, 32 pacientes, están en planta. Todas ellas han dado positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, según explica Osasunbidea.

En cuanto al sistema de detección precoz y seguimiento de casos y contactos estrechos, ayer se realizaron un total de 1.498 PCR en la red sanitaria pública (laboratorio de Microbiología del CHN), que dieron lugar a los citados 70 casos confirmados. La incidencia acumulada de infecciones por Covid-19 a día de hoy se sitúa en 7.027, si se suman al total los casos de ayer.

Si se adopta una perspectiva ya semanal, el último Boletín de vigilancia epidemiológica del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra señala que durante la semana del 27 de julio al 2 de agosto se registraron 415 casos, un 33% menos que en la anterior, aunque diariamente se ven “dientes de sierra”. Los grupos de edad y reparto geográfico son bastante similares al dato diario. Por el contrario, se constata un incremento del número de ingresos hospitalarios debidos al Covid-19 ya que según se explica, en esa semana hubo 10 detectados durante esos días y se sumaron otros tantos de casos diagnosticados en semanas anteriores y que registraron una mala evolución. De ellos dos han requerido ingreso en la UCI. En conjunto, de los 1.434 casos confirmados en las cuatro últimas semanas, el 3% han requerido un ingreso hospitalario. “La mayoría de los casos tienen un origen conocido y se agrupan en brotes que están siendo controlados”, señala el informe.

59 brotes activos

La Comunidad Foral mantiene 59 brotes activos. La mayoría mixtos (ámbitos social y familiar) y con implicación progresiva del ámbito laboral de escaso volumen. De ellos, 13 brotes (22%) afectan a 10 o más personas y 3 (5%) afectan a más de 20 personas. Los más importantes, además del inicial de Sunbilla (con 19 casos), son el conocido como la ‘boda de Tudela’ (52 casos y con ramificaciones en Aragón y La Rioja); el conocido como ‘almuerzo de San Fermín’ (35 casos) y el centrado en Mendillorri por su incidencia en este barrio, aunque con derivadas en otros barrios de Pamplona y zonas que tenía, según el último dato reportado al ministerio de esta semana, 224 casos. Todos ellos son brotes activos, por lo que pueden darse variaciones por una suma de goteo de casos en función de seguimiento de contactos y de aislamientos. En relación a los brotes actualmente hay alrededor de 4.500 personas en esta situación de cuarentena y aislamientos entre positivos y contactos.

Por el momento no hay focos relevantes en el ámbito sociosanitario –donde se están extremando las precauciones y realizado cribados preventivos- ni sanitario, colectivo este en el que, según los últimos datos, de los 613 profesionales del servicio navarro público de salud (con 12.387 trabajadores) que han dado positivo en una PCR desde el inicio de la pandemia, 26 continuarían con una infección activa. Es decir, la mayoría (96%) ya se han recuperado y reintegrado a su vida laboral.

A estos habría que sumar los detectados por test anticuerpos y serología, aunque el total de casos activos en este sector público no varía según el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de Osasunbidea. Este servicio ha constatado 18 nuevo positivos por PCR desde el 22 de julio. Como es sabido, recientemente se presentaron los resultados preliminares del programa de cribado Seprosana, basado en pruebas serológicas que señaló en el 6,9% el nivel de presencia de anticuerpos entre los sanitarios navarros que participaron, aunque los datos finales se están procesando para lograr la foto más completa.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.