La empresa navarra ATP Iluminación, situada en Arre, cumple medio siglo ofreciendo soluciones únicas e innovadoras en alumbrado público

Una fuerte inversión en I+D+i y en tecnología puntera le ha permitido a la firma contar con un producto que resuelve los grandes problemas de la iluminación exterior, como la corrosión o la electrocución. La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos ha intervenido este martes en el acto de 50 aniversario de la empresa, junto con directivos de ATP Iluminación, miembros del Comité Español de Iluminación y autoridades locales.

La empresa navarra ATP Iluminación cumple medio siglo ofreciendo soluciones únicas e innovadoras en alumbrado público

Este martes, por la mañana, ha tenido lugar el acto de celebración del 50 aniversario de ATP Iluminación, empresa navarra especialista en diseño y fabricación de alumbrado exterior de alta calidad a partir de polímeros técnicos de ingeniería, que ofrece puntos de luz inmunes a la corrosión, antielectrocución, extremadamente resistentes al vandalismo y totalmente herméticos. El encuentro se ha desarrollado en las instalaciones centrales de la compañía, situadas en Arre, Pamplona, y en él han participado Uxue Barkos Berruezo, presidenta del Gobierno de Navarra, junto con directivos de ATP, miembros del Comité Español de Iluminación, y autoridades locales como el alcalde del Valle de Ezkabarte, Pedro María Lezáun Esparza; y el alcalde del Valle de Egüés, Alfonso Etxeberria Goñi.

La celebración del 50 aniversario de ATP ha arrancado con un acto de apertura donde han intervenido las autoridades. Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, ha felicitado a cuantas personas componen el equipo de ATP Iluminación y ha agradecido “su esfuerzo por mejorar sus productos mediante la investigación y la innovación y por ofrecer un servicio a la sociedad a través de unos equipos de iluminación pública cada vez más eficientes, más seguros y más duraderos”.

Mientras, Guillermo Redrado, vicepresidente de operaciones de la compañía ATP Iluminación ha explicado que «desde su fundación, en 1969, la firma se ha caracterizado por su enfoque único en el sector: identificar los principales problemas del alumbrado exterior y resolverlos de manera ingeniosa a través de un intenso esfuerzo en I+D+i».

Redrado ha señalado que este aniversario supone una oportunidad inigualable para profundizar en la marca y reflexionar sobre su evolución: “A lo largo de sus 50 años de andadura, la innovación ha sido –y sigue siendo en la actualidad– el principal rasgo de identidad de la casa, y lo que nos ha permitido crear un alumbrado exterior único en el mercado, que ofrece las más altas prestaciones e integra tecnologías ideadas y patentadas por la propia firma”. “Ésa es nuestra esencia: hemos sido siempre una empresa orientada a resolver los problemas que vemos en el alumbrado público. Para nosotros es inconcebible que una farola pueda provocar daños a una persona o a un perro, o que un municipio costero gaste miles de euros en el mantenimiento del alumbrado de su paseo marítimo”, ha añadido Redrado.

Cómo se fabrica un punto de luz ATP

Posteriormente ha tenido lugar una visita guiada por la fábrica, donde se ha explicado el proceso de producción de un punto de luz ATP, luminarias punteras ‘Made in Navarra’, desde su diseño hasta su expedición, y se han mostrado las avanzadas herramientas tecnológicas de la marca y los distintos procesos robotizados.

Durante el recorrido, cada departamento ha detallado su papel en la creación de los productos, y los visitantes han podido conocerlos uno a uno, desde la oficina técnica, donde se conciben las luminarias, hasta el departamento de Calidad, donde se verifica que superan las más exigentes pruebas de funcionamiento y resistencia. Terminado el itinerario, los invitados han sido conducidos a la sala de exposiciones, donde la directora de I+D+i de ATP Iluminación, Sandra Solán, ha compartido con ellos algunas claves sobre telegestión y temperaturas de color en alumbrado público.

Ya por la tarde, las actividades del 50 aniversario de la firma se cerrarán con una visita privada guiada por el Valle de Egüés, donde ATP ha sustituido recientemente todo el alumbrado público en un proyecto seleccionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) como ejemplar, debido a su alta calidad técnica.

Por la noche se celebrará una cena de gala y clausura, en la que ATP ha realizado una donación a UNICEF por cada asistente, gracias a la cual se vacunará a 9.800 niños.

Una historia de perfeccionamiento y mejora continua

ATP Iluminación decidió en sus comienzos que reinvertiría sistemáticamente en I+D+i la mayor parte de los beneficios que obtuviera, y así se ha hecho hasta hoy. Cuando la casa llegó al sector en 1969, tuvo que ganarse su sitio batiéndose con empresas que llevaban décadas presentes, y para conseguirlo fue necesario proponer algo distinto, que aportara unas ventajas notorias y exclusivas.

Con esta idea, y tras una observación minuciosa de los puntos débiles del alumbrado público existente, la compañía desarrolló los polímeros técnicos de ingeniería con los que fabricaría todos sus productos. Gracias a estos materiales, ATP solventó los grandes problemas tradicionales de la iluminación exterior: la corrosión, el vandalismo y la electrocución. Tales ventajas hicieron que la marca lograra una posición fuerte en el mercado del alumbrado junto al mar (municipios costeros, paseos marítimos, puertos, playas), así como en parques, jardines y hoteles, ámbitos todos ellos donde la inmunidad a la corrosión y la ausencia de riesgo eléctrico son determinantes.

La firma continuó destinando fondos a tecnología, infraestructura y talento, para perfeccionar progresivamente su producto, diferenciarse en innovación y concentrase en tres pilares: calidad, servicio y garantía. Sustentar esta manera de proceder requería una inversión fuerte cada año, pero los buenos resultados que se fueron cosechando demostraron la pertinencia de esta estrategia.

“Esta práctica, la voluntad de mejorar constantemente y ofrecer soluciones sólidas donde otros fracasaban, se convirtió poco a poco en una cultura de empresa. Una cultura que nos acompaña hoy en día y gracias a la cual contamos con unas instalaciones punteras, potentes medios técnicos, logísticos y humanos, y un producto con unas características únicas en el sector”, ha explicado Redrado.

Soluciones en la era del LED

El afán por identificar problemas y ofrecer soluciones se extendió, hace algo más de una década, a la nueva tecnología que irrumpió en el mercado para quedarse: el LED. A través de la creación e implantación de dos avances técnicos, el Disipador Laminar® –con patente internacional– y el Difusor Confort®, la firma ha resuelto las desventajas básicas que esta fuente de luz ha manifestado en los últimos años: el sobrecalentamiento de los módulos y el deslumbramiento.

Por otra parte, gracias a la combinación de sus materiales poliméricos y al diseño de una arquitectura especial para sus luminarias, ATP ha conseguido que sus puntos de luz sean inmunes a las sobretensiones, la tercera gran debilidad del LED. “Estos desarrollos, junto con el lanzamiento de productos punteros como nuestra tres veces premiada luminaria Aire ® (German Design Award 2018Design Plus 2018 y German Design Award 2019) o nuestro kit de sustitución LED universal, KitLED®, nos permiten mirar al futuro con gran confianza”, ha concluido el vicepresidente de operaciones.

Conozca más sobre la empresa en www.atpiluminación.com 

Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.