Iñigo Aritza Ikastola ha inaugurado el Oinez Basoa 2018 en Alsasua

Plantación de frondosas, instalación de cajas-nido para murciélagos, restauración de la casa-árbol del Artista Txuspo Poyo y colocación de carteles interpretativos, entre las principales actuaciones

Tras la exitosa y multitudinaria celebración del Oinez 2018 el pasado mes de octubre, fue el momento de inaugurar el proyecto del OINEZ BASOA 2018. Este sábado,  las familias que componen Iñigo Aritza Ikastola plantaron 100 árboles y colocaron 30 cajas nido para murciélagos.

El acto de inauguración participaron Eneida Carreño Mundiñano presidenta de Iñigo Aritza Ikastola, Jone Areta Urrestarazu coordinadora del Nafarroa Oinez 2018 y Javier Ollo alcalde de Altsasu, acompañados por el biólogo Juan Tomás Alcalde y el guardabosque Luis Laurnagarai.

Eneida Carreño Mundiñano recordó que además de la inauguración del proyecto Oinez Basoa, también fue el cierre definitivo del año Oinez y aprovechó para agradecer la colaboración de todas las entidades, empresas, agentes y, en especial, a la Fundación Caja Navarra, Gesol, UPNA, Ayuntamiento de Altsasu y Gobierno de Navarra.

Asimismo, el alcalde de Altsasu dio las gracias a Iñigo Aritza Ikastola por todas las aportaciones que ha traído al pueblo el Nafarroa Oinez durante todo el año.

Además, el biólogo Juan Tomas Alcalde habló sobre las características de las cajas nido para murciélagos y de las especies que habitan en el entrono, y remarcó los beneficios que traerán dichas cajas nido.

Actuaciones en el Oinez Basoa de Alsasua

Entre las actuaciones, destacar la plantación de frondosas, que ayudarán a enriquecer el inventario natural de la zona de Usolarrain. Se instalaron cajas-nido para murciélagos en lugares convenientes indicados por el biólogo experto Juan Tomás Alcalde. Esta actuación tiene un valor añadido tras observar que en esa zona habita una especie especial, la Bechstein, y trata de ayudarla en su adaptación. Es un quiróptero de tamaño medio que habitualmente vive en el bosque, especialmente en los robledales. La instalación de cajas-nido contribuye a su repoblación.

Además, más adelante se restaurará la casa-árbol del artista Txuspo Poyo. Es una casa compuesta por dos estancias construida hace diez años sobre un roble en la zona de Dantzaleku. Está hecha de madera con un novedoso sistema de amarres. No se utilizaron clavos para sujetar la estructura al árbol. Una década después de su construcción la obra necesita ser reacondicionada.

Desde que se creará el proyecto Oinez Basoa se han plantado 47.000 árboles

Oinez Basoa es una iniciativa creada en el año 2008, conscientes del impacto ecológico que genera cada año la fiesta. Con el convencimiento y el compromiso de reducir la huella ecológica que cada año deja la celebración del Oinez se decidió crear esta iniciativa, que pretende además ser modelo de sostenibilidad.

Desde que el proyecto naciera, se han creado un total de 7 bosques en Arbizu, Tafalla, Tudela, Zangoza, Baztan, Andosilla-Sartaguda y Lesaka. En los 10 años de andadura, el proyecto ha dejado un rastro solidario que suma ya 47.000 árboles en toda Navarra. Aumentar nuestros bosques y enriquecerlos se ha convertido, además, en un valioso instrumento pedagógico.

Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.