Gómez dice, tras ser sofocado el incendio de Bera y Lesaka, que “procede analizar e investigar”

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha señalado este lunes que, tras ser sofocado el incendio en las zonas de Bera y Lesaka, “ahora procede analizar, investigar y dejar hacer también el trabajo a la Policía Foral”.

Al término de una rueda de prensa, Gómez ha agradecido el trabajo del personal que ha participado en las labores de extinción del incendio, “en condiciones realmente complicadas”. Y ha explicado que este lunes se conforman dos equipos de trabajo, uno en el flanco Bera-Ibardin y otro en el flanco Lesaka-Irún a “los efectos de valorar sobre el terreno la afección del fuego, clasificando los terrenos en pastos, matorral, roquedos u otras zonas no forestales y masas arboladas, y dentro de éstas repoblaciones y monte natural”.

La consejera ha explicado que, aún siendo el fuego originado en Bera el más importante tanto por su extensión como por el riesgo hacia personas y bienes, “no hay que olvidar que durante el fin de semana se han producido focos en otras zonas de la comarca atlántica, lo que ha supuesto un sobreesfuerzo del personal”.

Según ha detallado, uno de estos fuegos se produjo en las cercanías del parque natural de Bertiz, afectando el fuego a unas 15 hectáreas dentro del parque, “aunque el grado de afección se considera muy leve por el tipo de vegetación, que a buen seguro se regenerará de forma natural”, ha dicho.

Ha indicado Gómez que el viento ha sido el parámetro que ha mediatizado estos fuegos, “primero por la imposibilidad de actuar a los medios aéreos y por otro lado por la elevadísima velocidad de propagación del fuego”. “En estas condiciones el peligro para el personal de extinción es altísimo”, ha aseverado.

La consejera ha comentado que desde la mañana de hoy lunes están trabajando sobre el terreno técnicos forestales y guardas de medio ambiente valorando los daños ocasionados en los terrenos forestales. Asimismo, se ha contactado con los ayuntamientos de Bera y Lesaka para realizar estas labores con ellos.

Ha explicado que dentro de la superficie afectada por el fuego, existen repoblaciones adultas y jóvenes, masas forestales naturales, zonas de roquedo, matorrales y pastos y “el grado de afección en cada una de ellas presumiblemente será muy variable”, ya que, ha señalado, “en muchos casos la rápida propagación del fuego hará que los daños sean muy superficiales no habiendo afectado a la supervivencia del arbolado”. “Pero es el trabajo que se va a iniciar”, ha dicho.

Según ha precisado, “es necesario hacer una valoración muy minuciosa que una vez finalizada será trasladada a las entidades locales y después a los medios de comunicación”.

La consejera ha comentado que la cantidad de hectáreas afectadas es un dato que en este tipo de incendio “no necesariamente refleja el grado de afección del fuego” y por ello ha indicado que “es tan importante hacer este trabajo minuciosamente”. Ha continuado que en colaboración con Protección Civil se harán vuelos de reconocimiento para “una valoración más global del incendio dada su extensión y la existencia de zonas que son de muy difícil acceso”.

Concluida la primera fase, Gómez ha apuntado que se abordará la necesidad de restauración de las masas forestales y en el caso de las masas naturales, en primavera se observará la capacidad de regeneración natural de las mismas.

Más noticias…

Recibe las noticias más importantes por whatsapp

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.