En 2033, el 30% de la población navarra será mayor de 60 años

Y el 7% mayor de 80, según la proyección demográfica para las próximas décadas

Cerca de trescientas personas han participado este martes en Baluarte en la jornada «Envejecimiento activo y saludable, buenas prácticas y oportunidades»: asociaciones de personas mayores y ayuntamientos de toda la geografía navarra y también profesionales de centros sanitarios y sociales, de los distintos departamentos del Gobierno de Navarra implicados, de Residencias de mayores y empresas relacionadas con el tema y de colegios profesionales.

La evolución demográfica de las últimas décadas, y las proyecciones de futuro plantean que en Navarra en 2033 será mayor de 60 años el 30% de la población (32% de las mujeres y 28% de los hombres) y será mayor de 80 años el 7% de la población (8,5% y 5,8%). Navarra tiene una de las esperanzas de vida más altas del mundo, pero no es tan alta la esperanza de vida en buena salud.

Esta “revolución de la longevidad” constituye un gran éxito de nuestra sociedad, al que todos los agentes implicados han contribuido, pero también suponen un gran reto para las próximas décadas, que exige nuevas políticas públicas y nuevas respuestas de toda la sociedad. Por ello, en 2017, el Gobierno elaboró la primera Estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable 2017-2022, dirigida a promover un envejecimiento de la población con la máxima capacidad funcional y la mejor salud y calidad de vida, para que las personas permanezcan activas, autónomas e independientes durante el mayor tiempo posible.

María José Pérez Jarauta, directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), encargada de coordinar esta estrategia, ha agradecido y valorado el amplio proceso de participación de múltiples agentes en la elaboración del Plan de Acción 2018-2019, que cuenta con 10 áreas estratégicas y 122 acciones, estructuradas en 3 ejes: proyectos de vida activos y saludables; entornos amigables con las personas mayores y oportunidades de desarrollo regional; y servicios y prestaciones sociales y económicas.

El doble objetivo de esta jornada es debatir e intercambiar experiencias y modelos de buena práctica y oportunidades, poniendo el foco en experiencias colaborativas y de trabajo en red y también informar sobre las convocatorias de subvenciones de 2019 de los departamentos del Gobierno en este ámbito, en el marco del plan de acción citado.

Experiencias y Modelos de buena práctica

El programa de la jornada se ha centrado fundamentalmente en la presentación y debate de estas experiencias, en dos mesas redondas, moderadas por Inés Francés, directora gerente de la Agencia para la Autonomía y Desarrollo de las Personas y Eva García Balaguer, directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Berriozar ha presentado la experiencia del centro municipal de personas mayores, como reconversión de una antigua guardería, en la que participan el ayuntamiento, el centro de salud y la mancomunidad de servicios sociales, con un amplio proceso de participación iniciado en 2015. El centro ofrece diferentes servicios (cursos de vida activa, proyecto de respiro familiar, futuro centro de día, etc.) adaptados a la realidad de cada fase del envejecimiento sin deslocalizar a las personas de su entorno natural.

El “Pacto por la persona mayor del Barrio de San Juan” de Pamplona / Iruña pretende abordar la realidad del envejecimiento desde todos sus determinantes para una respuesta global a este colectivo. Promovida por el centro de salud, participan el Ayuntamiento de Pamplona (Unidad de Barrio y Policía Municipal) y diversas entidades y organizaciones de la zona ( Asociación vecinal San Juan Xar, Asociación de Comerciantes Martín Azpilicueta, Sociedad Deportiva Recreativa Cultural Anaitasuna, Asociación Deportiva San Juan, Cáritas San Juan, Club de Jubilados Oskia y DYA Navarra.). Incluye varias acciones, con diferentes talleres, charlas, huerto urbano, jubiloteca, banco del tiempo, voluntariado vecinal, etc.

“Corella Amable”, proyecto promovido por el ayuntamiento de la localidad, marca directrices de intervención urbana que aseguren un espacio público adaptado a las necesidades y demandas de la ciudadanía, en especial a la gente mayor, con el objetivo de una ciudad más amable para ellas. Se realizó un diagnóstico urbano participativo para detectar de manera dinámica y lúdica las necesidades cotidianas de la gente mayor respecto a su contexto urbano e integrar su perspectiva en este diseño, para que resulte más seguro, accesible y amigable para todos.

La Jubiloteca de Bortziriak es un proyecto de la zona de Arantza, Bera, Etxalar, Lesaka e Igantzi, con el objetivo de promover la participación y la integración social de las personas mayores como agentes activos, evitando el aislamiento social y la soledad. Se ha convertido en un espacio de encuentro, de ocio activo y de interrelación social, que promueve la autonomía personal y el mantenimiento de las personas en el entorno. Cuenta con una amplia oferta de actividades: ejercicio físico, talleres de lectura, memoria, prevención de caídas, etc. Cuenta con un servicio de transporte, facilitado por el grupo de voluntariado Elkarrizan.

En el proyecto de envejecimiento activo del Valle de Salazar participan el centro de salud, Asociación Virgen de las Nieves, Cooperativa Eutsi, ayuntamientos de la zona y servicios sociales de base, Cederna/Garalur, residencia de ancianos, Asociación Bizirik Gaude, CP IES Ochagavia y consejo parroquial. Para mayores de 65 años se desarrollan programas de ejercicio físico, talleres psicosociales con ejercicios de atención, concentración, razonamiento y memoria junto con actividades de carácter social. Se cuenta con servicio de transporte para trasladar a los participantes al centro de actividades.

La Asociación de jubilados La Ribera presentó el amplio programa de actividades tanto centradas en la actividad física y cognitiva como sociales dirigidas a la población mayor para enriquecer y hacer más activo y saludable el tiempo libre de las personas mayores de 55 años de la zona, donde prima la participación de la gente mayor.

Tras cada mesa redonda se ha producido un debate sobre otras experiencias que se están desarrollando, cuestiones referidas tanto al diseño, implementación y financiación de los proyectos en red, así como a las dificultades actuales sobre su mantenimiento en el tiempo, posibilidad de nuevos proyectos y alternativas, etc.

Convocatorias de subvenciones de 2019

En la primera parte de la jornada, Koldo Cambra, jefe del servicio de Promoción de la Salud Comunitaria del ISPLN, Joaquín del Valle, director de Servicio de Innovación y Conocimiento en Sostenibilidad territorial y Ambiental, y Carmen Maeztu, subdirectora de Valoración y Servicios de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, informaron sobre las próximas convocatorias de subvenciones de sus departamentos, enmarcándolas en cada uno de los tres ejes del Plan de Acción 2018-19.

Dentro del primer eje, orientado a lograr proyectos de vida activos y saludables, Koldo Cambra ha citado, como marco, algunas de las líneas destacadas del Plan de Acción, como son la mejora de la oferta de ejercicio físico, la Escuela de Mayores, las actividades de formación en tecnologías de la información, Imagen social positiva, fomento del buen trato y prevención del maltrato y fomento y apoyo al movimiento asociativo.

En la convocatoria de 2019 del Gobierno de Navarra de programas de salud, existe una línea nueva de Programas de envejecimiento activo y saludable, con un presupuesto de 70.000€, dirigida a entidades locales, fundaciones y asociaciones sin ánimo de lucro, publicada el 8 de marzo y con 20 días de plazo para presentación de proyectos. Entre los criterios de valoración se incluyen: proyectos centrados en la acción social, educación, formación y aprendizaje, promoción de estilos de vida saludables, imagen social positiva y cuidar y cuidarse. Se prioriza el trabajo en red y la participación ciudadana en su diseño.

El segundo eje incluye acciones para lograr entornos amigables con las personas mayores y de innovación e investigación. Joaquín del Valle destacó dentro de este eje la promoción de pueblos, ciudades y barrios amigables con los mayores mediante el impulso de la sostenibilidad social en las agendas locales, la incorporación de la perspectiva de envejecimiento en los planes territoriales y urbanísticos, así como los Proyectos de investigación Life Nadapta de adaptación al cambio climático o el cálculo del Índice de Envejecimiento Activo.

En relación con la convocatoria dirigida a entidades locales con Agenda 21 aprobada o con proceso iniciado, Joaquín del Valle indicó que la convocatoria de 2018 tuvo un presupuesto de 430.000€, financiándose 41 proyectos relacionados con jubilotecas, adecuación de caminos para el ejercicio físico, mobiliario urbano o eliminación de barreras para la gente mayor así como estudios de necesidades de la población mayor. Del Valle anunció que la convocatoria de 2019, que saldrá próximamente, tiene un presupuesto de 490.475€,

El tercer eje se centra en servicios y prestaciones sociales y económicas. Como marco de acciones destacables, Carmen Maeztu citó los servicios sociales y sanitarios adecuados a las necesidades de la gente mayor, como el protocolo de atención a personas más frágiles y prevención de caídas, servicios de atención al final de la vida, como la tramitación del Registro de Voluntades Anticipadas por vía electrónica o en el centro de salud y la creación del Observatorio de Muerte Digna, así como la mejora de las prestaciones económicas, como la renta garantizada para mayores de 65 años, la deducción fiscal para pensiones de viudedad, las ayudas a la contratación de cuidados profesionales o las subvenciones a la rehabilitación para viviendas seguras.

En la convocatoria de subvenciones a entidades de iniciativa social en el área de personas mayores de 2018, el Departamento de Derechos Sociales dedicó 501.000€ para fomentar el asociacionismo, con 156 entidades receptoras, y 590.000€ para programas de promoción de la autonomía y prevención de la dependencia, financiando proyectos a 194 entidades. En 2019 estas convocatorias tienen un presupuesto previsto de 546.420€ y 650.000€, respectivamente, en el que están incluidos 60.000€ para el fomento del voluntariado. En 2019, va existir una nueva convocatoria dirigida a entidades locales, para proyectos de promoción de la autonomía, por un importe de 150.000€.

Comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.