El transporte público entre Pamplona y Vitoria da servicio a 12 localidades de Sakana y Valle de Arakil que no lo tenían

Etxarri-Aranatz
Foto archivo

El transporte público por autobús entre Pamplona y Vitoria permitirá dar servicio a 12 localidades de Sakana y Valle de Arakil que hasta el momento carecían de acceso a líneas de autobús.

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible, ha licitado el servicio de transporte público regular de viajeros de uso general por carretera entre Pamplona – Alsasua – Vitoria, que aumentará la calidad y ampliará la oferta de transporte público en la comarca.

El servicio se ha diseñado con una visión comarcal y estructurado en 5 líneas, estableciendo Alsasua e Irurtzun como localidades de referencia desde donde conectar con Pamplona. Además, en determinados horarios dispondrá de paradas adicionales para facilitar los desplazamientos por motivos sanitarios y educativos.

El valor estimado del contrato, teniendo en cuenta que el plazo de duración es de 5 años, es de 4.822.359,55 euros. El importe que deberá abonar el Gobierno de Navarra es de 1.635.837,75 euros, que corresponde al presupuesto base de licitación. Las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 11 de octubre.

TRANSPORTE A LA DEMANDA PARA DAR SERVICIO A MÁS LOCALIDADES

La nueva concesión se ha diseñado con una visión comarcal y se estructura en 5 líneas: 3 troncales en el eje Pamplona-Vitoria y un servicio a la demanda constituido por 2 líneas entre Arakil-Irurtzun y Ergoiena-Alsasua, que permitirán extender el servicio a las localidades de menor tamaño que hasta ahora carecían del mismo: Satrustegui, Ekai, Egiarreta, Etxeberri, Urritzola, Errotz, Izurdiaga, Aizkorbe, Lizarraga, Torrano, Unanu y Lizarragabengoa.

Este servicio de transporte a demanda permitirá conectar poblaciones rurales con la cabecera comarcal, Irurtzun y Alsasua respectivamente, y con Pamplona a través del transbordo a las líneas troncales. Esta modalidad ya se viene desarrollando en algunas zonas rurales de Navarra y su funcionamiento ha sido valorado muy positivamente tanto por usuarios como por ayuntamientos, por lo que se ha decidido su incorporación a esta nueva concesión.

Se establece un servicio en horario determinado para conectar con las líneas troncales en las paradas establecidas para el transbordo. Esta modalidad se dispone varias veces a la semana y a través de vehículos tipo turismo. Los usuarios deben solicitar previamente el uso del servicio y en caso de que no se reciba ninguna solicitud, no se realiza el servicio, ha informado el Gobierno.

En cuanto a los itinerarios troncales del nuevo servicio, se distribuyen en 3 líneas: la línea Pamplona- Vitoria con paradas, la línea Pamplona-Alsasua- Vitoria con trayecto directo y semidirecto incluyendo paradas en algunas localidades intermedias, y la línea Pamplona-Ziordia. En total se habilitarán 8 frecuencias para viajar desde Pamplona a Vitoria de lunes a viernes, 6 frecuencias los sábados y 4 en días festivos; por su parte, el trayecto de Vitoria-Gasteiz a Pamplona dispondrá de 8 frecuencias de lunes a viernes, 6 en sábado y 4 en festivos.

Además, en Pamplona se establecerán en ciertos horarios paradas en el entorno hospitalario y el campus de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) para adecuarse a las demandas de desplazamientos por motivos sanitarios, educativos, etc.

MEJORA EN LA CALIDAD DEL VIAJE

Para la prestación de los servicios regulares se requerirán 3 autobuses, que contarán con un mínimo de 50 plazas y deberán serán nuevos, con unas condiciones que repercutirán en una mayor calidad del viaje: mejora de accesibilidad (todos los autobuses y vehículos turismo contarán con plaza para usuarios con movilidad reducida en silla de ruedas y rampa de accesos, así como información sonora sobre el servicio prestado), seguridad activa y pasiva, eficiencia medioambiental (motores EURO VI, menores emisiones contaminantes) y confort (aumento de espacios, red WiFi, conexiones USB en butacas, comodidad en asientos).

Además, se dotará a los vehículos del correspondiente equipamiento embarcado que mejorará el control de la prestación del servicio y a futuro permitirá proveer de información sobre la posición de los vehículos, tiempos de llegada a paradas, etc.

La renovación concesional, ha precisado el Ejecutivo, conlleva la implantación del nuevo sistema de modernización, que mejorará la información al usuario y permitirá a la Administración Foral disponer de herramientas tecnológicas eficientes para velar por el correcto cumplimiento de las obligaciones contractuales (frecuencias, horarios, vehículos, etc.) y tener conocimiento exacto del número de viajeros y las paradas donde suben o bajan, de forma que la información recogida podrá ser utilizada para la mejora continua del servicio.

Los nuevos vehículos estarán pintados en su totalidad en blanco y rojo y rotulados con el escudo de Navarra y el logo de NBUS, que permitirá identificar y dar a conocer los servicios públicos de autobús promovidos por la Administración foral. Asimismo, los vehículos empleados para el transporte a la demanda emplearán una placa identificativa con el logo de NBUS. La página web NBUS centraliza toda la información sobre las líneas del Servicio de Transporte Interurbano en Autobús.

RENOVACIÓN Y MODERNIZACIÓN

La concesión Pamplona – Alsasua – Vitoria es la cuarta que va a entrar en funcionamiento dentro del Plan Integral de Transporte Interurbano de Viajeros por Carretera (PITNA), que se está elaborando basándose en las siguientes premisas: visión comarcal y rediseño de las líneas; mejora de la conectividad de todo el territorio con las localidades en las encuentran los servicios de interés general para la población (educativos, sanitarios, administrativos, trabajo, ocio, etc.); mejora de la eficiencia económica integrando concesiones deficitarias y no deficitarias; y mejora de la calidad del servicio y de la accesibilidad para personas con discapacidad.

Desde la Dirección General de Transportes y Movilidad Sostenible se trabaja en un nuevo ‘Mapa concesional’, que pasará de las 38 concesiones actuales a 9, según el siguiente esquema zonal: Pamplona-Soria; Pamplona-Tafalla; Pamplona-Tudela-Zaragoza; Pamplona-Alsasua-Vitoria; Pamplona-Irun; Pamplona-Estella-Logroño- San Sebastián; Pamplona-San Sebastián; Pamplona-Zona Pirineos; e Interurbano Comarca de Pamplona.

En noviembre de 2019 entró en funcionamiento la concesión del nuevo servicio de transporte público por carretera entre Pamplona y Soria. A principios del 2022 se pondrá en funcionamiento la nueva concesión del servicio entre Tafalla y Pamplona y en el segundo semestre la nueva concesión del servicio entre Pamplona, Tudela y Zaragoza.

Más noticias…

Recibe las noticias más importantes por whatsapp

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.