El salario bruto medio anual por trabajador en Navarra fue de 27.995,96 euros en el año 2020, un 1,8% más que en 2019

La Industria fue el sector económico con los salarios más elevados, mientras que los Servicios presentó los salarios más bajos

El salario bruto medio anual por cada persona trabajadora en Navarra se situó en 27.995,96 euros en el año 2020, un 1,8% mayor que el año anterior.

Según ha informado el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat), el salario mediano en Navarra se situó en 25.211,89 euros, un 9,9% inferior al salario medio, y el salario más frecuente o modal fue de 26.339,42 euros.

La diferencia entre el salario medio y el mediano se explica porque una característica de las funciones de distribución salarial es que «figuran muchas más personas trabajadoras en los valores bajos que en los sueldos más elevados».

La distribución salarial en Navarra es «más uniforme» que la de España, donde el salario mediano es un 16,9% inferior al salario medio anual, reflejando una «menor desigualdad».

ANÁLISIS TERRITORIAL

El salario bruto medio anual en la Comunidad foral fue de 27.995,96 euros por persona trabajadora en el año 2020 mientras que en España este valor se situó en 25.165,51 euros.

En el año 2020 los salarios brutos más elevados correspondieron a País Vasco, un 20,1% más que el salario bruto medio de España; Comunidad de Madrid (14,6%) y Comunidad Foral de Navarra, que se situó en tercera posición con un 11,2% por encima de la media nacional. Estas tres comunidades junto con Cataluña presentaron una ganancia media anual superior a la media nacional.

DESGLOSE POR SEXO

El salario medio de las mujeres fue inferior al de los hombres en todas las comunidades, aunque la diferencia varía de unas a otras. La distinta estructura del empleo en cada una de ellas es el factor fundamental que explica esta variabilidad, en particular en Navarra se debe a una mayor concentración femenina en el sector servicios y a que ellas acumulan también en mayor medida contratos de duración determinada.

El salario promedio anual femenino, con 24.047,13 euros, fue el 76,8% del masculino (31.317,91 €), porcentaje inferior al observado en España (81,3%).

La diferencia salarial entre hombres y mujeres disminuye al comparar la ganancia-hora. Mientras que el salario promedio anual femenino fue, el 76,8% del masculino, la brecha se redujo al considerar la ganancia por hora y el ratio fue del 86,7%.

La desigualdad de la distribución salarial entre sexos es «apreciable». El 21,3% de las mujeres tenían ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI, en el año 2020 se situó en 13.300,00 euros anuales), frente al 8,7% de los hombres.

Si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 4,4% de los hombres presentaron unos salarios cinco veces superiores al SMI, frente al 1,4% de las mujeres.

Son muchos los factores que influyen sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres: el tipo de contrato, el tipo de jornada y las diferentes ocupaciones, entre otros.

Así, hay más mujeres con jornada a tiempo parcial (del 20,9% de las personas trabajadoras que tienen esta jornada, 6,6% son hombres y 14,3% mujeres), además hay menos mujeres trabajando en el sector con mayor remuneración, el 24,9% de las personas trabajadoras en la industria son mujeres.

SALARIO BRUTO MEDIO ANUAL POR ACTIVIDAD ECONÓMICA Y POR EDAD

La encuesta refleja diferencias «sustanciales» en la retribución según los sectores económicos. La Industria fue el sector con mayor salario medio, un 12,5% superior a la media, en la Construcción el salario medio anual fue un 3,0% inferior a la media, mientras que el sector Servicios (que agrupa a un conjunto de actividades más heterogéneo) registró el menor salario anual, un 6,0% inferior a la media.

También existe una relación positiva entre la edad de las personas trabajadoras y el nivel salarial, indicando que las personas trabajadoras con mayor edad perciben remuneraciones más elevadas, exceptuando el último tramo de edad considerado (más de 54 años).

Aunque se debe tener en cuenta que en las edades inferiores (menores de 25 años) la muestra de la encuesta es reducida por lo que la representatividad de los resultados es menor.

Las personas menores de 25 años y las que se encuentran en el tramo entre 25 y 34 años tuvieron un salario medio inferior a la media en un 52,7% y 17,0% respectivamente, mientras que las que se encontraban en el tramo entre 35 y 44 años, los del tramo entre 45 y 54 años y las mayores de 54 años tuvieron un salario medio superior en un 0,0%, 9,6% y 4,2%, respectivamente, al salario bruto medio anual.

En cuanto a la variación salarial respecto al año anterior, se produjo un ascenso para todos los grupos de edad, destacando el registrado para las personas de 35 a 44 años.

Cabe destacar que las diferencias salariales por sexo fueron en general mayores con el aumento de la edad de las personas trabajadoras.

Esto se explica por la mejor cualificación (ocupación, estudios…) de las mujeres más jóvenes respecto a las de mayor edad.

SALARIO BRUTO MEDIO ANUAL POR TIPO DE CONTRATO

En la encuesta se han considerado dos tipos de contrato, los de duración indefinida y los de duración determinada. Las personas trabajadoras con un contrato de duración determinada percibieron un salario medio anual inferior en un 21,0% al salario medio, mientras que para las personas contratadas indefinidamente fue un 5,7% superior a dicho salario.

Por sexo, se observa que esta diferencia fue mayor en hombres (32,3% y 7,0%, respectivamente) que en mujeres (5,0% y 1,7%, respectivamente).

En cuanto a la variación de ganancia anual respecto al año anterior, el salario disminuyó en los contratos de duración indefinida, un 1,1%, y en los de duración determinada aumentó un 6,4%. Por sexo, los hombres con contrato de duración indefinida tuvieron un descenso salarial del 0,5%, y las mujeres del 1,6% respecto al año anterior.

En los contratos de duración determinada se produjo un incremento de la ganancia anual de los hombres del 4,3%, y para las mujeres se registró un aumento del 7,9% que causa que las mujeres con contratos de duración determinada tengan una ganancia superior a la de los hombres.

SALARIO BRUTO MEDIO ANUAL POR OCUPACIÓN

El salario por ocupación se analiza a través de tres grupos denominados alto, medio y bajo basados en la Clasificación Nacional de Ocupaciones.

El grupo alto engloba a personas directoras de empresas y administraciones públicas, personas técnicas y profesionales científicos e intelectuales, personas técnicas y profesionales de apoyo.

El grupo medio incluye a personas empleadas de tipo administrativo, personas trabajadoras de los servicios de restauración, personales, protección y vendedores de los comercios, personas trabajadoras cualificadas en la agricultura y en la pesca, y personas artesanas y trabajadoras cualificadas de las industrias manufactureras, la construcción y la minería, excepto las personas operadoras de instalaciones y maquinaria.

El grupo bajo comprende a personas operadoras de instalaciones y maquinaria y personas trabajadoras no cualificadas. Destaca la diferencia de ganancias registradas en el grupo denominado alto, un 34,6% superior al salario bruto medio anual, cuya ganancia estaba situada en 37.673,91 euros brutos medios anuales.

Las demás ocupaciones tuvieron salarios medios inferiores al promedio, un 16,5% en el caso de las personas asalariadas en el grupo medio de ocupación y un 19,4% en el caso de las personas asalariadas en el grupo bajo de ocupación. Las diferencias salariales por sexo fueron mayores en el grupo bajo, al ser el salario medio femenino un 63,0% del de los hombres.

En cuanto a la ganancia media anual de las personas trabajadoras de nacionalidad española fue un 39,8% superior a las de nacionalidad extranjera.

Casa Ostiz

Recibe las noticias más importantes por whatsapp

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.