El Gobierno foral finaliza las obras de permeabilización y protección del colector de Bera

De izda a dcha: Muñoz, Elexpuru, Mendoza, Satrustegui, Castillo y Sanz.

Se han terminado también los trabajos de restauración de riberas de la zona

El Director General de Medio Ambiente, Pablo Muñoz, ha visitado este miércoles las obras del colector de Bera una vez finalizados los trabajos de permeabilización y protección del colector de aguas residuales que quedó al descubierto con la demolición de la presa de San Martín, además de los trabajos de restauración de riberas de la zona.

En la visita han participado también los alcaldes de las localidades de Bera, Aitor Elexpuru Egaña y Lesaka, Ladis Satrustegui y los directores – gerentes de las empresas encargadas de las obras Luis Sanz de Gestión Ambiental de Navarra (GAN) y Fernando Mendoza de NILSA.

El grueso de las obras, que incluye las actuaciones de maquinaria dentro del cauce, se iniciaron el 1 de septiembre de 2021 y finalizaron a finales de octubre, quedando pendiente para la época de parada vegetativa, las pequeñas actuaciones ligadas a la restauración de las márgenes.

La Dirección General de Medio Ambiente ha realizado un proyecto de restauración de riberas y revegetación de las márgenes afectadas con un coste de 137.000€, ha indicado en un comunicado el Gobierno foral.

En el resto de intervenciones se ha procedido al aseguramiento inicial del colector, con una pequeña intervención que buscaba dar estabilidad a la infraestructura y la construcción de una rampa para peces que mejorará la permeabilidad del pequeño salto creado por el colector.

La obra, con un coste de 120.000 euros, ha sido promovida por NILSA como propietaria del colector afectado por las obras y el proyecto y ejecución de obra han corrido a cargo de Gestión Ambiental de Navarra (GAN-NIK).

ASEGURAR LA ESTABILIDAD DEL COLECTOR Y MEJORAR LA PERMEABILIDAD

Las obras realizadas tienen un triple objetivo: en primer lugar, mejorar la estabilidad del colector con una intervención que asegura la infraestructura.

Tras los trabajos de demolición de la presa de la Central de Bera en 2016, dentro del proyecto ‘LIFE IREKIBAI Ríos Abiertos’, quedó al descubierto un colector de aguas residuales que conecta el núcleo urbano de Bera con la depuradora que se encuentra en el polígono industrial Alkaiaga de Lesaka. En su día, el colector estaba construido y sumergido bajo las aguas embalsadas en el vaso del azud, y tras la retirada de la presa quedó expuesto, lo que podía suponer un riesgo para su estabilidad.

En segundo lugar, mejorar la permeabilidad del pequeño salto creado por el colector con la construcción de la rampa para que especies de menor movilidad que los salmónidos presentes en el tramo como la lamprea, la anguila, el sábalo, etc., no se encuentren con un obstáculo importante a su paso. El proyecto y diseño de la rampa para peces ha sido realizada por personal técnico de GAN y ha contado con el asesoramiento de Javier Sanz, experto en eco-hidráulica y evaluación de los pasos de peces de la Universidad de Valladolid.

El paso para peces (rampa con bloques de piedra) consiste en la realización de una rampa de escollera hormigonada, de aspecto rústico, con bloques dispersos en la misma que provocarán rugosidad en la rampa y freno y reducción de la velocidad del flujo de agua. Aguas abajo del paso para peces, y para evitar la socavación que provocan las aguas, se ha ejecutado una poza de disipación de energía, recubierta con escollera hormigonada para conseguir que no se produzca el resalto hidráulico, es decir, que se produzca una transición más o menos continua y que los peces puedan descansar a la hora de enfrentarse a la ascensión por el paso para peces.

En tercer lugar, la Dirección General de Medio Ambiente ha realizado un proyecto de restauración de las protecciones deterioradas de la margen derecha del río Bidasoa y la margen derecha de la desembocadura de la regata Zia al río Bidasoa para la estabilización de las erosiones en el tramo urbano tras la caída parcial de una escollera. Se procedió también a la revegetación de las márgenes afectadas, siguiendo las directrices de obras previas realizadas por parte de la Dirección General de Medio Ambiente y la empresa pública GAN, todo ello con un coste de 137.000€.

Las obras de permeabilización y protección del colector y las obras de restauración de riberas se han realizado de manera simultánea y coordinada, minimizando así la afección al río y evitando la entrada de maquinaria dos veces en la misma zona.

Casa Ostiz

Recibe las noticias más importantes por whatsapp

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.