EHNE se opone al proyecto de Aroztegia y se suma a la “lucha popular” para “impedir” el inicio de las obras

EHNE de Navarra ha señalado este jueves que se opone al “pelotazo urbanístico” del proyecto de Aroztegia, en Baztan, con “la construcción de un hotel de lujo, un campo de golf y 228 nuevas viviendas en una localidad en la que ahora mismo residen unos 340 habitantes”. Asimismo, ha indicado que se suma a “la lucha popular que vecinas y vecinos del valle están llevando a cabo para impedir el inicio de unas obras que son ilegales por reciente decisión judicial”.

El sindicato ha indicado, en un comunicado, que “el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Navarra declaró el 23 de julio de 2019 la imposibilidad de continuar el procedimiento de adjudicación, un acuerdo que no solo se viene incumpliendo de manera reiterada por parte de los promotores del proyecto, sino que estos últimos han adoptado la decisión de dar un paso adelante de manera temeraria comenzando unos trabajos que pretenden imponer la vía de los hechos consumados y ante los que el Ejecutivo foral debería actuar de forma inmediata paralizándolos”.

Ha añadido que “el departamento de Bienes de Navarra, dependiente de la institución Príncipe de Viana, ya emitió un informe desfavorable respecto del proyecto de hotel, al no cumplir la normativa”. “A ello hay que añadir que el Ayuntamiento de Baztan, a instancias del pueblo de Lekaroz ha ganado una demanda sobre la propiedad de la ermita que los promotores de esta iniciativa especulativa incluyeron como suya”, ha expuesto.

EHNE ha señalado que la construcción de dichas infraestructuras residenciales y recreativas suponen “una importante pérdida de terrenos destinados a uso agrícola y ganadero -uno de los sectores productivos más importantes de la comarca-, con el objetivo de destinarlos al disfrute de ciudadanos con un poder adquisitivo elevado, convirtiendo de este modo a Baztan en un área de especulación urbanística”.

A su juicio, “este tipo de intervenciones son totalmente contrarias a un desarrollo rural equilibrado y respetuoso con su entorno, su cultura, su idioma y su idiosincrasia”. “Además, no se ha tenido en cuenta la voluntad de las vecinas y vecinos, que ya expresaron su rotundo rechazo a este proyecto mediante una votación popular, ni la de las instituciones locales, cuyas decisiones han sido desoídas mediante la imposición de un Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS), que solicitamos se anule de inmediato, así como la paralización de las obras”, ha añadido.

En su opinión, “es evidente que no se trata de una iniciativa que pueda revertir en el beneficio colectivo de la comarca y de Navarra, sino que solo responde a intereses especulativos de unas pocas personas que buscan enriquecerse de manera particular y rápida”.

Más noticias…

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.