Cohesión Territorial saca a licitación la redacción del proyecto de duplicación de los túneles de Belate y Almandoz

Las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 17 de junio

El Departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra ha publicado hoy el anuncio de licitación para la redacción del proyecto de construcción de la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz, en la carretera N-121-A, Pamplona-Behobia, que cuenta con un presupuesto de 1.500.000 de euros IVA incluido. Dicha publicación se produce tras levantar el Gobierno del Estado la suspensión e interrupción de los plazos para la tramitación de procedimientos administrativos de contratación, siempre y cuando estos se lleven a cabo por medios electrónicos.

El anuncio se puede consultar en el Portal de contratación del Gobierno de Navarra (PLENA). Las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 17 de junio.

Una vez adjudicados los trabajos dará comienzo la redacción del proyecto. El plazo de ejecución de los trabajos es de dieciséis meses, y éstos se iniciarán al día siguiente de la firma del contrato.

El proyecto de construcción definirá las obras necesarias para llevar a cabo la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz de manera que los nuevos tubos se construyan lo más próximo posible a los túneles existentes. También la duplicación del tramo de carretera a cielo abierto entre túneles y que tiene una longitud de 2 kilómetros, así como la definición de los tramos de trazado que se deberán realizar para conectar la calzada existente con la nueva calzada duplicada en el inicio y final del tramo.

Asimismo, el proyecto constructivo deberá definir las obras necesarias para la puesta al día de los actuales túneles de Belate y Almandoz, junto con el análisis de la situación de los desvíos del tráfico por los nuevos tubos una vez hayan sido construidos, para poder ejecutar las actuaciones necesarias de puesta al día de los túneles existentes.

Incumplimiento de la Directiva europea sobre seguridad

Cabe recordar que en octubre de 2019 el Gobierno de Navarra decidía la duplicación de los túneles de Belate-Almandoz. Dicha actuación permitirá, por un lado, aumentar la seguridad en estos túneles, que presentan un índice de riesgo de 3,6 en Belate y 2,3 en Almandoz, calificándose como túneles de peligrosidad elevada, y, por otro, dar cumplimiento de la Directiva 2004/54/CE, sobre requisitos mínimos de seguridad para túneles de la Red Transeuropea de Carreteras.

La duplicación de estos túneles conlleva una serie de ventajas destacadas sobre otras alternativas para adecuar las infraestructuras a la normativa europea: se trata de una solución definitiva, al disponer de dos tubos los sentidos de circulación son independientes y se reduce el número de vehículos que transitan por cada uno de los túneles, y la ventilación longitudinal es suficiente ya que la circulación en cada tubo es unidireccional. Además, en caso de avería de un vehículo en el interior de uno de los tubos, posibilita cortar un carril dentro del mismo y se permite el paso por el otro carril. Si el incidente es más grave se puede cerrar uno de los tubos completamente a la circulación y desviar todo el tráfico por el otro, haciéndolo momentáneamente “bidireccional”, sin necesidad de desviar uno de los sentidos de circulación por el puerto. En todo caso, la intervención de los equipos de emergencia es más rápida.

Según el calendario previsto, las obras comenzarían a partir de 2022 y se estima que para finales de 2024 o principios de 2025, todos los túneles de la Red Transeuropea de más de 500 metros en la red de carreteras de Navarra podrían estar completamente adaptados a los requisitos de seguridad de la directiva.

Experiencia piloto en metodología BIM

Por primera vez, se valorará la incorporación de la metodología BIM (Building Information Modeling) dentro de los criterios de adjudicación del proyecto. Se persigue de esta manera que la duplicación de los túneles de Belate y Almándoz sirva de experiencia piloto para la implementación de la metodología de trabajo BIM en la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras.

Esta metodología de trabajo colaborativo permite la creación y gestión integral de un proyecto de construcción en todas sus fases y durante el ciclo de vida completo de la infraestructura. Gracias a ella se centraliza toda la información de un proyecto a través de un modelo de información digital creado de manera común con las aportaciones de cada uno de los agentes que intervienen en cada una de las fases: redacción de los proyectos, construcción de la infraestructura, así como su mantenimiento y conservación.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.